Lo que se lleva y no se lleva en 2017

Ya no se llevan las bodas prefabricadas, ni las bodas de catálogo, ahora las bodas de tendencia son aquellas que marcan tu estilo y tu personalidad. Una boda es para disfrutar, bailar, reír y ser feliz.

Aunque ya no se llevan las bodas tan protocolarias, y ya hay opciones alternativas a largas comidas, la realidad es que la comida sigue siendo la parte más importante en las bodas.

¿Las alternativas?, si que las hay pero no las tomaríamos como verdaderas alternativas a la comida tradicional sino formas complementos a la misma. Las bodas buffets, o mesas degustación y como no las foods-truck que siguen estando de total tendencia.

Se llevan:

Las luces con bombilla vista, los ramos y centros de mesa originales, la decoración suspendida, los espacios alternativos, bodas boho y multiculturales, los selfies, hacer mezcla de tradición y modernidad, los colores metalizados, el estilo industrial chic.

No se llevan:

Los salones de bodas convencionales o espacios cerrados, las bodas monocromáticas, las canciones del verano, las bodas de cuento, los regalos a los invitados como un espejo o una jabonera.

Se lleva pasárselo bien, las bodas con mucha personalidad y que el día más importante de tu vida este lleno de felicidad para ti y para todos los que te acompañan.