Escoge el mejor catering en Madrid para tus invitados.

Después de la elección del vestido de la novia, del traje para el novio, del lugar de la ceremonia y del viaje, principalmente, llega una decisión todavía más difícil: cómo y dónde sentar a los invitados.

Lo importante es que tengas definido el lugar donde vas a realizar la celebración. Hoy en día, existen fincas para bodas muy interesantes; y, si eres de la zona centro, las fincas para bodas de Madrid pueden ser una solución. Otro detalle a tener en cuenta es el servicio de catering bodas. Dependerá de la zona que elijas: el catering en Madrid o catering en Jaen.

Una vez decidido y planteado todo y después de hacer la lista de invitados, llega la correspondiente “partida del Tetris” de tus invitados. Es importante que tus invitados se sientan a gusto en la celebración, pero es más importante que los novios disfruten, ya que es su día.

Si tu boda está tematizada, una forma muy original es que lo sientes también así. Por ejemplo, si el tema de tu boda es viajar, cada mesa puede ser un país y cada invitado puede tener su pasaporte con su asiento reservado. Para este tipo de colocación, es mejor que las mesas sean redondas, en vez de rectangulares, pues tus invitados se divertirán mucho más.

Ten en cuenta tus preferencias y atrévete con algo diferente. ¿Has pensado en que se sienten en la mesa nupcial tus amigos, en vez de tus familiares? Seguro que os divertiréis mucho más y tanto el padrino como la madrina tendrán un banquete más ameno.

Otra opción es poner a la gente más joven cerca de la mesa nupcial, a la derecha o izquierda; y, en el centro, a la familia más cercana. Prioriza dependiendo de la cercanía del familiar y ten siempre un plan B, por si te fallan, en el último momento, algunos de tus invitados.