Monasterio de Lupiana

Lupiana (Guadalajara)

Este monasterio es la casa madre de la Orden de San Jerónimo, fundado gracias a Pedro Fernández Pecha y Fernando Yáñez de Figueroa, regla que fue aprobada por Gregorio Xl en 1373. A partir del siglo XVI el cargo de prior del Monasterio de Lupiana está aparejado con el cargo de Superior de la Orden y allí se celebraron los Capítulos Generales cada tres años.

 

El primer claustro edificado estuvo situado al sur de la primitiva ermita de San Bartolomé y recibió el nombre de Claustro de los Santos porque servía de enterramiento a los monjes. Constaba 70 x 11 pies con doce capillas repartidas en el piso bajo y fue reconstruido en 1463 en tiempos del prior Fray Alonso de Oropesa y el Arzobispo de Toledo.

 

“el techo es de artesones dorados y pintados: los antepechos de marmol pardo, aunque no es propiamente marmol, sino una piedra dura y fuerte que tira a color de piçarra, con sus claraboyas de la mejor traza y labor que aquella Architectura moderna heredada de Godos o Moros, sabia”.] Tras el primer claustro se construyó el segundo, el de la Hospedería, y tras ello se reedificó la iglesia colocando su sepulcro en la nave y mandó realizar la sillería.] Posteriormente se edifica el de la Enfermería muy probablemente después de 1539 porque no aparece en la crónica de fray Pedro de la Vega pero sí en la de Sigüenza.

 

De 1535 data el Claustro Mayor o Procesional obra que consta de planta cuadrada con dos pisos, salvo en una panda que tiene tres, que se articula en la primera planta con arquerías de medio punto decoradas con columnas cuyos capiteles tienen calaveras, grifos,decoración a candelieri, mientras que la arquería superior está formada por arcos mixtilíneos.